Súper salmón en la mira

Fuente: www.lanacion.cl, domingo 9 de julio de 2006.

En la semana en que las condiciones ambientales y laborales de las salmoneras encendieron el debate parlamentario, una fiscalía sureña intenta aclarar quién está detrás del vertedero ilegal encontrado en un terreno de la pesquera Los Fiordos, del holding Agrosuper.

Acusaciones cruzadas. Sumarios sanitarios. Investigaciones paralelas que aún no culminan pero que alimentan un debate instalado a nivel nacional: el equilibrio –a veces precario– de los sectores productivos con el medio ambiente. Esta es la tónica de una historia ocurrida en Puerto Cisnes, frente al Parque Nacional Isla Magdalena, XI Región.

El subcomisario Víctor Espinoza, de la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente (Bridema) de la Policia de Investigaciones, introduce al tema: “El indicador biológico más claro es que hay pocos asentamientos de aves, como cisnes de cuello negro”.

GÉNESIS DEL ENTUERTO

Hace cuatro meses, funcionarios de esa brigada se trasladaron al “lugar del suceso”. La orden venía del fiscal (s) de Puerto Cisnes, Carlos Palacios, por infracción al artículo 136 de la Ley de Pesca. La pesquera Los Fiordos, de la XI Región, tendría un predio de unas tres hectáreas, cerca de Puerto Cisnes, donde enterraría desechos industriales tóxicos, como redes con cobre, combustible de recambio y tambores con aceite.

Los Fiordos es una importante salmonera del holding Agrosuper, de propiedad de Gonzalo Vial, y conocida por su marca Súper Salmón.

El gerente general, Sady Delgado, comenta que “en 2004 fuimos premiados por la Universidad Austral como la empresa más consolidada de la industria”, y ese mismo año fueron galardonados por el “Diario Financiero” por dirigir “un fuerte proceso de expansión”. También la Sofofa distinguió a Agrosuper como “la compañía más excepcional del año”.

Según explica el subcomisario Espinoza, la orden de investigar se originó por la denuncia de un particular –aparentemente un dirigente de la pesca artesanal–, luego que se detectaran cangrejos muertos en la zona, una decoloración de la tierra y una masiva inmigración de la fauna local.

El fiscal Palacios aclara que supieron del tema por un sumario sanitario realizado por la Seremi de Salud en 2005 por la existencia del vertedero clandestino. La autoridad exigió a la empresa regularizar la situación. “La pesquera no lo hizo y en febrero comenzamos la investigación de la fiscalía, que busca aclarar el daño de los recursos hidrobiológicos”.

VERSIONES ENCONTRADAS

Paralelo a esa investigación, hace casi un mes la seremi de Salud, Marcia Osses, inició otro sumario sanitario. “A nosotros nos corresponde la ausencia o no del vertedero ilegal, y eso ya está comprobado”, y explicó que las multas pueden llegar a las mil UTM, más de 30 millones de pesos.
Respecto a Los Fiordos, Osses acota que durante el 2000 multaron dos veces a la pesquera, debido a sumarios sanitarios.

Sady Delgado arguye que la sanción –de fines de 2005– fue respecto a materiales acumulados en la superficie del terreno, que funciona como una zona de acopio de elementos de engorde de salmones. Cuenta que antes del 2000, el lugar fue arrendado por una empresa que lava redes de la industria salmonera. “Una investigación del Servicio de Salud de Aysén encontró restos de bandejas de fierro con una data de diez años de antigüedad, una red de peces y basura domiciliaria de fechas similares”, dice Delgado.

El miércoles pasado, Investigaciones utilizó maquinaria pesada y detectaron “excavaciones construidas para deshacerse del material de desecho industrial: unas tres toneladas de tambores con aceites, mallas de pesca que aparecieron a unos 30 centímetros de profundidad”, dice Espinoza.

Estos elementos podrían estar contaminando la zona por el escurrimiento de líquidos percolados, debido a la humedad y las lluvias sobre el relleno sanitario.

Los peritajes pusieron de manifiesto “una contaminación por acción de metales pesados, que interviene el ecosistema y la biodiversidad”, agrega Espinoza, y señala que se tomaron muestras del río aledaño para medir el efecto sobre sus aguas.

Además de colindar con el delta del río Truchas, el vertedero ilegal está cerca de una playa municipal. “Los agentes tóxicos alterarían la cadena trófica de los peces, pues los lugareños denuncian la desaparición de la especie llamada puyes. Evaluaremos cuánto demora la biodiversidad en recuperar el daño sufrido”, comenta Espinoza.

“Me pregunto: ¿qué motiva al señor Espinoza a asegurar la responsabilidad de la salmonera en una conferencia de prensa, cuando él está a cargo de investigar? Hemos sido calumniados, por lo que iniciaremos acciones legales en contra de quienes están detrás de esta ofensiva”, alega el gerente de Los Fiordos.

ETAPA FINAL

El ministerio público aún no formaliza la denuncia ante el Juzgado Mixto de Garantía y de Letras, a la espera de que los especialistas terminen las indagaciones y entreguen un informe completo sobre los efectos de estos materiales.
Ricardo Villalobos, alcalde (s) de Puerto Cisnes, explica que como municipio están atentos pero cautos.

“Claramente, Los Fiordos es un actor relevante en Puerto Cisnes, pero no nos sentimos presionados para no actuar por el aporte de la empresa al territorio. Creo que independientemente de que la pesquera haya arrendado el terreno a otra empresa, le compete responsabilidad por el uso que se le dio al mismo”.-

Comparte: