Agencia de sustentabilidad: “Efectos del cambio climático se aceleran”

A pesar de tener 20 años, en 2018 la Agencia de Sustentabilidad y Cambio Climático (ASCC) ha tenido varios cambios: en enero inauguró su actual nombre (antes se llamaba Consejo de Producción Limpia) y hace dos meses asumió su nuevo director ejecutivo, Giovanni Calderón. Además, ha creado nuevos instrumentos, han recibido la ISO 9001 y -según Calderón-, comenzarán un plan de crecimiento para generar una estructura más robusta en regiones.

“Al cambiar el nombre y agregar la palabra sustentabilidad, logramos ampliar el concepto de producción limpia. En ese aspecto, estamos justo ahora en una etapa de revisión de la misión y visión de la agencia”, dice el director ejecutivo de la ASCC.

-Hay un consenso en que los efectos del cambio climático se aceleran, por lo que las acciones de adaptación y mitigación son clave, especialmente esta última, donde el rol del Estado se torna relevante.

Hay una serie de fenómenos que afectan a la sustentabilidad de ciertas industrias que van más allá de la sequía, la muerte de microalgas o la contaminación del mar.

En ese aspecto, más que la creación e nuevos instrumentos (como el Acuerdo Voluntario de Preinversión y el Acuerdo de Gestión de Cuencas), lo fundamental ahora es tener indicadores de impacto.

El éxito no pasa por la cantidad de acuerdos o instrumentos que se generan, sino por los efectos de éstos. Por eso, que la Agencia se debe reenfocar al ámbito productivo.

Dentro de ese esquema, ¿cuál es la conversación con otras entidades estatales?

-Hay un gran paraguas que son los 17 ODS, los cuales se pueden encajar en todo el aparato del Estado, donde también estamos nosotros. En es ese sentido, vemos materias directas con diversos ministerios básicamente en tres ejes: medioambiente, cambio climático y economía circular.

¿Por ejemplo?

-Un buen ejemplo es la aplicación de un APL que acabamos de cerrar con la industria del neumático, donde el MOP utilizará los desechos para crear materiales de alta calidad en las carreteras. Justamente ahí hay una decisión del Estado de promover la Economía Circular.

Otro caso es nuestra vinculación con la Cancillería en el encuentro climático mundial COP 24, en Polonia, donde participaremos como ASCC.

¿Cuál será el rol de la Agencia en la COP 24?

-Por primera vez vamos a ir tres personas de la ASCC, participando intensamente en las negociaciones. No sólo iremos a observar y a escuchar, sino a involucrarnos en las decisiones políticas que se tomen en esa convención.

También tenemos relaciones con los Ministerios del Medio Ambiente, Energía y Desarrollo Social, por nombrar algunas. En el fondo tenemos una relación muy fluida con otras entidades.

¿Y eso se ve en la estructura de la Agencia?

-Dentro de la restructuración de la institución, creé una subdirección de Asuntos Corporativos cuya misión es relacionarse con las autoridades públicas y con algunos elementos del mundo privado de manera mucho más directa y fluida.

Al respecto, ¿cómo ve la orientación hacia el cambio climático en las grandes empresas?

-Hay mucho más conciencia. La mejor demostración de esto es la creación de gerencias de sustentabilidad. Hoy prácticamente todas las industrias grandes están organizadas para reducir el consumo de energía, el consumo de agua o los gases de efecto invernadero (GEI)).

Hay un consenso de los beneficios financieros que tiene producir de manera más sustentable.

¿Y en las pymes?

-Ese es otro mundo. Ese segmento necesita mucho apoyo que los ayude a cambiar de tecnología para producir de manera más sustentable y ese es nuestro trabajo.

Para eso son los APL. Sin embargo, muchas pymes no logran adherirse a un APL, porque no tienen los recursos para el cambio. La idea es poder bajar los recursos del Estado a través de subsidios de Corfo o de otros organismos sectoriales o de la banca (con apoyo de Corfo).

En esa misma línea ¿cómo están las municipalidades?

-Cada municipalidad o región es un mundo diferente. Por ejemplo, hace años en Coyhaique se estableció una política de no quemar leña húmeda que se le exigía a los domicilios, pero no a los organismos públicos.

Realmente, una gran parte del sector público aún no asimila los conceptos de economía circular y en los municipios aún hay grandes brechas.

¿Pero más allá de los instrumentos, cuál es el rol de la Agencia en la creación de esa conciencia?

-Legalmente, la misión de la agencia es fomentar la producción sustentable. Por lo que el fomento no se traduce sólo en colaborar con instrumentos o asesorías.

También tiene que ver con la educación. También estamos habilitados para ese rol.

¿Y cómo lo ejercen?

-A través de charlas, seminarios, etc. Pero trataremos de hacer algo más estructurado y que permita escalar los impactos. Para que haya un cambio cultural hacia una economía circular, hay que tener un cambio global en la población.

Martes 23 de octubre de 2018.

 

Fuente: Latercera.com

Comparte: